Un Sistema de Paraguas Modificado para la Producción de Pepino

⦁ Un nuevo sistema de producción de pepinos tiene el potencial de aumentar la producción y reducir los costos laborales.
⦁ Permitir que el tallo principal continúe creciendo y produciendo frutos puede resultar en una producción constante de frutos.
⦁ El uso de variedades de pepino con doseles más abiertos puede reducir la necesidad de mano de obra.


Sistemas de Espaldera/Poda


En la producción de pepinos de estilo europeo en invernadero se utilizan varios sistemas de poda en malla espaldera (Figura 1). Los más utilizados son el sistema de cable alto, el sistema de paraguas (pellizco) y el sistema de cortinas. Los sistemas varían en el número de alambres de soporte utilizados, el número de enredaderas laterales que se dejan desarrollar y el número de frutos que se dejan desarrollar en los tallos principales y laterales. En algunos sistemas, el tallo principal se pellizca (se quita el punto de crecimiento terminal) cuando el tallo alcanza el alambre de soporte superior, mientras que en otros el tallo principal continúa creciendo y produciendo frutos.

Figura 1. Enredaderas de pepino sostenidas por cables aéreos


La poda de los tallos principales, laterales, iniciales de la fruta y hojas impacta el crecimiento de las plantas y el microclima en el dosel. Las plantas de un solo tallo tienden a florecer más rápidamente, producen frutos cosechables antes y producen frutos más pesados que las plantas de tallos múltiples. Sin embargo, las plantas de tallos múltiples tienden a producir más frutos por planta. La cantidad y el tamaño de la fruta que produce una planta se ve afectado por la cantidad de hojas de la planta. Más hojas pueden soportar más frutos, pero más hojas también reducen el movimiento del aire y la penetración de la luz, lo que puede provocar más enfermedades foliares y un retraso en la maduración del fruto. La poda regular de las hojas y las iniciales de los frutos ayuda a mantener el equilibrio adecuado entre la carga de frutos y el crecimiento vegetativo. La poda da como resultado un aumento en la cantidad de fruta comercializable, aumenta el porcentaje de fruta altamente comercializable (fruta n.°1), reduce el riesgo de ciertas enfermedades y mejora la facilidad de cosecha. Sin embargo, este nivel de mantenimiento también resulta en mayores costos laborales.


Algunas operaciones utilizan principalmente variedades de pepino compactas con entrenudos relativamente cortos. Estas variedades tienen doseles densos y producen una gran cantidad de frutos por metro cuadrado, pero requieren más mantenimiento, incluida la poda regular de hojas, enredaderas laterales y brotes de frutos. Con el aumento del costo de la mano de obra, los cultivadores de algunas regiones han comenzado a utilizar variedades con estructuras de dosel más abiertas. Estas variedades a menudo no producen tanta fruta por metro cuadrado, pero la menor necesidad de mano de obra puede resultar en mayores ganancias netas. El uso de sistemas de poda que maximicen la producción de fruta con variedades más abiertas puede ayudar a mejorar la rentabilidad.


El Sistema de Paraguas Convencional


En un sistema de paraguas convencional, un tallo principal está entrenado para crecer hasta convertirse en un cable de soporte superior. Las iniciales de la fruta se eliminan de los primeros cinco o seis nudos, y las enredaderas laterales se podan hasta que el tallo principal alcanza el alambre de soporte. Una vez que llega al cable, se retira la terminal de la vid y se permite que se desarrollen dos enredaderas laterales de los nudos justo debajo del punto de terminación. Los laterales están entrenados para crecer en direcciones opuestas a lo largo del alambre de soporte, y dos laterales secundarios se desarrollan a partir de cada uno de los laterales primarios.


Aproximadamente seis frutos se desarrollan en el tallo principal y tres frutos se desarrollan en cada uno de los dos laterales primarios y cuatro secundarios. Si se utilizan variedades de dosel abierto con este sistema, el número total de frutos producidos en una temporada de cuatro cosechas no suele superar los 160 frutos por m2. Además, existe un retraso entre la producción de frutos en el tallo principal y los frutos producidos en los laterales en este sistema.

Un Sistema de Paraguas Modificado


Algunos cultivadores han comenzado a utilizar una modificación del sistema general para aumentar la cantidad total de fruta producida y eliminar el retraso en la producción de fruta a mitad de temporada. En este sistema, el tallo principal continúa creciendo después de que alcanza el cable de soporte, y este tallo se coloca sobre un segundo, y opcionalmente un tercer cable de soporte aéreo (Figura 2). Cinco laterales primarios se desarrollan a partir del tallo principal, uno entrenado sobre el primer cable de soporte en una dirección. Un segundo lateral se coloca sobre el primer cable en la dirección opuesta. Un tercer lateral se desarrolla entre los dos cables de soporte en un sistema de dos cables, o sobre el segundo cable en un sistema de tres cables. Los laterales cuarto y quinto se desarrollan una vez que el tallo principal alcanza el segundo cable, o el tercer cable en un sistema de tres cables.

Figura 2. En el sistema de producción de paraguas modificado, se produce un total de 29 frutas en cada planta.


Se produce un total potencial de 14 frutos en el tallo principal. Se pueden desarrollar seis frutos en la sección del tallo principal que crece hasta el primer alambre de soporte. Una vez que el tallo principal ha alcanzado el primer alambre, la fruta continúa desarrollándose hasta que se haya formado un total de 14 frutas en el tallo principal. Pueden desarrollarse tres frutos en cada una de las cinco enredaderas laterales. En este sistema, se produce un total potencial de 29 frutos [(3 x 5) + 14 = 29] por planta. Con variedades de dosel abierto, se puede producir un total potencial de 175 a 178 frutos por m2 en una temporada de cuatro cultivos con este sistema.

Ventajas del Sistema Modificado


El sistema modificado puede producir potencialmente más frutos por planta (potencialmente 29 vs. potencialmente 24). La fruta tiende a ser más grande y tiene una mejor forma, con menos fruta menos comercializable (n.°2). Un cultivador de la región de Niágara/Ontario observó una disminución en la fruta n.°2 del 6% al 2% cuando se utilizó el sistema modificado. Otra ventaja es que no hay retrasos a mitad de temporada en la producción de fruta, ya que la fruta continúa desarrollándose en el tallo principal durante la temporada de crecimiento. Debido a que la producción de frutos puede ser más uniforme, puede haber menos estrés en el sistema de raíces y un sistema de raíces más saludable puede resultar en un mejor crecimiento de las plantas y producción de frutos más adelante en la temporada. Con el sistema de paraguas convencional, el retraso y la segunda oleada de producción de fruta pueden estresar el sistema de raíces, lo que puede ser perjudicial más adelante en la temporada. El sistema de paraguas modificado puede crear un mejor entorno de crecimiento, lo que puede conducir a plantas más fuertes y un mejor equilibrio de las plantas hasta el final del ciclo de producción. Debido a las plantas más saludables al final del ciclo, puede haber una opción para extender la producción por un par de semanas en comparación con el sistema de paraguas tradicional.


En un sistema de alambre alto que utiliza plantas de dosel compacto, se puede lograr una producción de fruta de hasta 200 frutas por m2. Sin embargo, existen importantes requisitos laborales asociados con este sistema de producción. Con el costo creciente y la disponibilidad limitada de mano de obra, este sistema se está volviendo menos rentable y más difícil de lograr. El uso del sistema paraguas modificado con variedades de dosel abierto da como resultado niveles de producción algo más bajos, pero esa producción se encuentra en un sistema que puede tener requisitos de mano de obra significativamente más bajos como resultado de menos poda y cosecha más fácil.


Un dosel abierto resulta en un mejor flujo de aire y penetración de luz, lo que a menudo resulta en condiciones que son menos favorables para el desarrollo de enfermedades. Un dosel abierto también permite una mejor penetración de los fungicidas, aumentando potencialmente la eficacia de los tratamientos y reduciendo el número de aplicaciones necesarias para el control de enfermedades.

Tutoreo

El tutoreo es el método de hacer que los cultivos crezcan en vertical. Especialmente algunas plantas dotadas de zarcillos como por ejemplo tomates, melones, y pepinos se benefician de esta técnica. Además estos productos no sólamente se cultivan de forma extensiva en campos abiertos. También son cultivos muy comunes en jardines y huertos domésticos y en agricultura de escala reducida. No todos disponen del terreno para que estas plantas crezcan en el suelo. Además no es recomendable. Gracias al soporte vertical de plantas mediante mallas plásticas HORTOMALLAS se puede incrementar la producción en cualquier espacio, incluso en invernaderos.

Tutoreo

Al entutorar las plantas estas crecen de manera vertical ejemplo la planta de tomate ,los pepinos y los melones.

Beneficios del soporte vertical de plantas

Se han comprobado múltiples beneficios de guiar el crecimiento de las plantas y soportarlas en vertical.

  • Las plantas corren menos riesgo de dañarse

Si se dejan crecer al suelo, plantas como el tomate que llegan a tener una ramificación importante, pueden ser pisadas y sufrir daños físicos.

  • Se favorece la posibilidad de tratar los cultivos de forma orgánica

Las plantas que no tocan el suelo, son menos predispuestas a las enfermedades. Así que el tutoreo previene la acumulación y la proliferación de bacteria, hongos, virus. Por consecuencia se podrán reducir las aplicaciones de productos fitoquímicos y la cosecha se podrá catalogar como “orgánica”.

  • Se reduce el crecimiento de las malas hierbas

Gracias al sistema de soporte vertical de plantas, hay una menor incidencia de malas hierbas. Es más fácil mantener el terreno limpio. Así no se verifica una alta competencia entre plantas para obtener nutrientes. Por consecuencia los cultivos crecen más vigorosos y libres de patógenos. Esta ventaja es aún mayor cuando se aplica el telo ground cover, de material tejido no tejido que impide el paso de la luz y que bloquea la formación de plantas infestantes.

  • Permite ahorrar espacio

Ya que las plantas se desarrollan en vertical se aprovecha de la extensión hacia lo alto. De esta manera se obtiene una mayor producción en menor espacio.

  • Mejora la calidad de la cosecha

Todas las características que rinden un producto comercializable se logran más fácilmente con la técnica de soporte que emplea HORTOMALLAS. Mejor color, mejor textura, más uniformidad se logran porque los frutos reciben una mejor exposición a la luz del sol. El material vegetativo no bloquea la luz solar, ya que las ramas se entrelazan sobre la estructura de soporte y los frutos crecen más libremente y con más espacio.

Plantas de tomate entutoradas

La malla tutora HORTOMALLAS es buena opción ya que mejora la calidad de la cosecha.

La mejor apariencia de los frutos contribuye a que estos tengan más valor en el mercado.

  • Permite una mayor movimiento del aire entre ramas y hojas

Por levantar los tallos y espaciar las ramas y las hojas, mediante la malla se logra una mejor circulación del aire. En caso contrario la acumulación de material foliar favorece un microclima húmedo, poco saludable, donde hay un riesgo más elevado de patógenos.

Se puede decir que gracias a HORTOMALLAS, como sistema de soporte vertical de plantas, se reduce el índice de enfermedades en los cultivos.

  • La recolección de los frutos resulta más fácil

Gracias al crecimiento ordenado y en vertical es más ágil realizar todas las labores sobre las plantas, como por ejemplo podar las ramas y entutorar. También la recolección de los frutos es más rápida porque estos están a la altura de los brazos y no hay que agacharse. Además están más a la vista, dado que la planta crece más recta y las hojas no tapan tanto los frutos.

Esta ventaja no solamente es una ayuda para los trabajadores. También resulta en un ahorro de tiempo y de mano de obra.

  • Facilita los tratamientos fitosanitarios

Así como la poda y la recolección de frutos, también la aplicación de los pesticidas es facilitada por el sistema de soporte vertical de las plantas. Un mayor espacio entre ramas, tallos y hojas y una mayor visibilidad de los frutos hace que los aplicación sea más precisa y puntual. Se ven los insectos más fácilmente y se puede actuar directamente sin desperdiciar el producto químico. Por reducir la cantidad de esto, también se obtiene un ahorro y la producción es menos expuesta a pesticidas. La mayor eficacia de los tratamientos también implica una mayor protección de las enfermedades.

  • Incrementa el rendimiento y los ingresos totales

Gracias a la instalación de HORTOMALLAS se puede sacar el máximo provecho del terreno que se dispone. La innovación tecnológica de las mallas plástica permite un cultivo más intensivo, una optimización del espacio, mayor exposición a la luz, ahorro de mano de obra y productos fitosanitarios.

Campo de plantas de tomate y malla para tutorear

Ademas de facilitar la recolección de las frutos también mejora el rendimiento de los cultivos y los ingresos incrementan.

Plantas y hortalizas trepadoras

Entre las plantas trepadoras que naturalmente se apoyan a los soporte hay las legumbres como los frijoles y los chícharos, los tomates, los pepinos, los melones, las calabazas, los calabacines. Muchas de estas plantas no se vuelven lo suficientemente fuertes para soportar los frutos que crecen y alcanzan un peso considerable. Así que especialmente los frutos más grandes, como la calabaza y el melón, conforme van creciendo, se benefician de una ayuda en el soporte vertical de las plantas.

Malla tutora y planta de hortalizas

Se recomienda agregar un soporte vertical a los cultivos para que los frutos no caigan por el peso como los melones.

Sistema de tutoreo HORTOMALLAS

Un sistema de tutoreo con malla espaldera puede ser fácilmente construido con postes colocados en el terreno a la distancia adecuada uno del otro. Estas medidas varían según el tipo de cultivo, el tipo de terreno y el tipo de clima. Así que os invitamos a pedir a nuestros expertos consejos según las características de vuestro específico cultivo.

Una vez plantados los postes, es suficiente tensar la malla y sujetarla con cintillos. Los anillos de tutoreo, HORTOCLIP, están especialmente diseñados para abrirse y cerrarse con una leve presión de los dedos. Sirven para guiar el tallo y las ramas de las plantas de forma sencilla.

Una ventaja adicional de este sistema es que al final de la temporada se puede fácilmente desmantelar.  La malla se puede desinfectar, luego se enrolla y se almacena ocupando poco espacio. El sistema puede ser reutilizado en otro ciclo o en otra zona, para entutorar otro cultivo. En caso de los tomates, es recomendable actuar una rotación de cultivo cada tres años. Esto tiene la finalidad de  incrementar la productividad y reducir el riesgo de enfermedades.

Malla de tutoreo, mejore el crecimiento de sus cultivos

mallas

¿Que es el tutoreo con mallas?

El tutoreo agrícola es una técnica que ha sido utilizada desde hace mucho tiempo para apoyar el crecimiento y desarrollo de las plantas y hortalizas; con una malla de tutoreo; para que estas al ser más fuertes y resistentes; produzcan frutos de mejor calidad que lo beneficiaran a usted; el productor.

malla tutora, tutoreo agrícola

La malla de tutoreo es la mejor para el tutoreo de hortalizas.

Este método de producción ha sido probado y avalado por muchos productores; los cuales ya están dándose cuenta de las grandes ventajas que les reporta el producir con este tipo de cultivo; por lo cual ha sido catalogado como uno de los mejores para implementar su producción.

Rafia agrícola vs. Tutoreo agrícola

La rafia ha sido un instrumento que los productores agrícolas utilizan para mejorar y apoyar el sano crecimiento y desarrollo de sus cultivos; sin embargo está a resultado ser de difícil manejo y muy pesada para las actividades cotidianas de la agricultura. La malla tutora es el producto que ha venido a reemplazar a la rafia, ya que le reporta muchos más beneficios que esta; además es más fácil de manejar y no es un trabajo tan duro como el de la rafia; además la malla tutora llega a ser más económica y fácil de conseguir que las rafias.

 malla espaldera para el tutorado de hortalizas

La malla espaldera de entutoraje es la más resistente!.

En resumen con la malla tutora usted adquirirá más beneficios con menor esfuerzo; que si utilizara la rafia.

Usos de la malla de Tutoreo para el tutoreo agrícola

Para la instalación de la malla tutora usted requerirá de unos polines desde donde se sostendrá la malla; sobre estos postes usted podrá decidir si instalar una manta térmica y así acelerar y forzar el cultivo para salir al mercado unas semanas antes de su competencia.

Refia agricola

Utilizar la malla de tutoreo es mejor que la rafia agrícola.

Adicionalmente usted puede decidir solo cubrir con la malla los cultivos; o colocar un techo agrícola con lo cual cubrirá únicamente la parte superior de los cultivos; también puede colocar la malla a los lados para cubrir estas áreas de sus cultivos.

tutoreo agricola

La malla de tutoreo es la mejor opción para impulsa sus cultivos.

Esta tela es utilizada para la manufacturación de micro y macro túneles; por lo cual es buena idea construir  o reforzar un invernadero con esta malla.

Más opciones con la Malla de Tutoreo

Usted puede experimentar utilizando la malla espaldera en distintos ámbitos de la agricultura y vera que en todos ellos esta malla es excepcional; ya que está hecha de polipropileno; material muy resistente y eficaz para un sinfín de tareas.

Malla tutora en invernadero

La malla de tutoreo tiene ventaja sobre la rafia en la relación calidad-precio.

Para saber más usos y sacar el máximo potencial de la malla de tutoreo, visite el sitio de hortomallas.com y allí descubrirá muchos trucos y consejos útiles.

AMA